<<<<< NO OS OLVIDÉIS DE CLICAR AQUÍ

Seguidores

viernes, 13 de mayo de 2011

¿POR QUÉ NO ESTALLAMOS ANTE LA SITUACIÓN QUE VIVIMOS?

Por problemas de mantenimiento esta entrada no se ha podido publicar cuando estaba previsto hacerlo, hace 38 horas. Lo siento mucho, pero creo que ha sido un problema que hemos tenido casi todos los blogers, que solo teníamos posibilidad de lectura de los blogs , tanto del propio como de los visitábamos. Como se dice en estos casos: disculpen las molestias.

Paro, recortes sociales, ausencia de libertades, sueldos miserables,

empobrecimiento paulatino, congelación de las pensiones…

Tengo un amigo ya jubilado, hombre de gran cultura y amplio conocimiento, antiguo capitán de la marina mercante, con el que cada día salgo a pasear y tomar nuestros vinitos mientras charlamos de los temas más candentes de ésta nuestra sociedad.

Tiene dos hijas, pero a menudo hablamos de una de las dos; casada, tiene dos trabajos que exigen titulación y amplios conocimientos. Su marido es ingeniero aeronáutico, está trabajando y se presentó a unas oposiciones para controlador aéreo (que no consiguió), ya que es un trabajo mucho mejor remunerado. Han tenido hace poco una hija, y viven en una torre unifamiliar pareada en Sitges. Esta familia, prototipo de clase media alto stánding, que en los años 60 -70 del siglo pasado (cuando su padre trabajaba) hubiera podido vivir a todo lujo y sin tener que pasar privaciones de ningún tipo, llegan justo a final de mes, y en ocasiones especiales han de recurrir a los padres para cubrir algunos gastos inesperados. ¿Qué ha pasado? La respuesta es muy evidente: que hoy, por primera vez en la evolución del capitalismo vivimos peor que hace treinta años. Que los padres de los jóvenes de hoy – en igualdad de condiciones – trabajábamos menos, ganábamos más, y nos podíamos permitir un mejor nivel de vida. Que hemos retrocedido cincuenta años, y sin embargo nadie se echa a la calle, nadie protesta. ¿Por qué motivo?, ¿Qué frena a los jóvenes a reclamar lo que les pertenece?

Decía Franklin D. Roosevelt en la época de la “Gran Depresión” que el primer miedo que debemos de vencer es el miedo al miedo. Y es que ante una intensa inseguridad económica causada por una crisis financiera mundial, con cerca de cinco millones de parados, y la posibilidad de que la sociedad del bienestar desaparezca, el miedo es el primer factor que paraliza al trabajador, sobre todo entre aquellos más necesitados, en especial los inmigrantes. Hay también otro miedo, si bien éste es de tipo coyuntural. Mucha gente es la que razona: si estamos así con un partido de izquierdas, ¿qué nos puede llegar a pasar con uno de derechas?

Otro factor importante es el individualismo español que conduce a una apatía social. No es preciso en otros países estar completamente de acuerdo con las direcciones de los sindicatos para que los trabajadores salgan a la calle, pero el ciudadano español tiene una tendencia a pensar que las movilizaciones no conducen a nada, ni le van a resolver “su” problema, considerándolo como algo inútil, con lo cual desprestigia el valor de lo colectivo, sirve de sedante para lograr movilizaciones, desclasando al trabajador que se convierte así en mero consumidor.

La gente es capaz de salir a la calle para festejar que su equipo

ha ganado una copa, pero ¿y a luchar por su libertad y su futuro?


El arraigo familiar, y ese colchón que ha supuesto para los jóvenes el poder contar con la protección económica de la familia, ha sido hasta ahora otra de las causas que no ha ayudado a las movilizaciones. Pero la profundización de la crisis, el aumento del paro (que puede sufrir más de uno de los componentes del núcleo familiar), la congelación de las pensiones, el aumento de los precios (muy superiores los productos básicos a lo que indican los IPCs), está haciendo mella en toda la sociedad, y el antiguo colchón, se está empezando a desinflar, cuando no ha pinchado ya hace tiempo.

La tradicional economía sumergida española, que supone un 20 % de PIB, y el porcentaje de desempleados que todavía cobra el seguro del paro contribuyen también a esa atonía general hacia la movilización colectiva, sin ver que la percepción del seguro de desempleo es limitada en el tiempo, y que la economía sumergida es una forma de explotación que tarde o temprano pagará al no estar cotizando a la Seguridad Social, aparte de estar delinquiendo. Por otra parte las contradicciones en la sociedad española no pueden seguir manteniéndose por más tiempo. Somos el país de Europa con más parados y al mismo tiempo ocupamos el 9º lugar en el ranking mundial con más millonarios. Estas diferencias tan abismales son difíciles de asimilar entre una ciudadanía que se había acostumbrado a un “status médium”, donde las diferencias entre pobres y ricos no eran tan insultantes como lo son ahora.

Este panorama no puede mantenerse así por mucho tiempo. Grupos de los llamados “jóvenes ni-ni”como “Juventud sin Futuro” se han adherido a la manifestación de este sábado convocada por otros grupos, bajo el lema: “no hay democracia si gobiernan los mercados”. El ¡Indignaos! de Stéphane Hessel comienza a hacer sus efectos. No podernos seguir permitiendo la dictadura del mercado. Estamos obligados tal y como decía Sartre a ser responsables en tanto que individuos. No se puede traspasar la responsabilidad a otro ente, perdiendo así nuestro compromiso social. Ni podemos echar toda la culpa a los políticos, ni podemos permitir que sigan gobernando como lo hacen los dos grandes que se alternan en el poder. Porque cuando les votamos no nos representan a nosotros sino que representan los intereses del mercado – el gran capital, y la Banca – que son quienes les dictarán lo que deben de hacer. Los gobiernos se han convertido en empleados y gestores del Capital y del Mercado. No hay democracia, es una dictadura, y eso es motivo más que suficiente para salir a la calle a luchar. Luchar por los derechos sindicales perdidos, por las libertades robadas, por una transparencia política, por un sistema electoral más justo, por una auténtica separación Iglesia - Estado, por una democracia participativa, pues hay tecnología para ello, y por una medidas anti-crisis donde no sea el Pueblo el perjudicado, que existir existen, y son las que bajo el sistema económico de Keynes se hicieron en la gran crisis del 29 y dieron resultado. Eran justo las opuestas a las que se están haciendo hoy en día, y si éstas no están funcionando, ¿qué conclusión podemos sacar?

Es probable que el domingo algunos medios de comunicación digan que una vez más los anti-sistema salieron a la calle a protestar y tuvo que intervenir la policía. No, no somos nosotros los anti-sistema. Somos partidarios de una sociedad más digna, democrática y que defiende el bien común. Los defensores del mercado, de una sociedad basada en la avaricia, en las desigualdades, las injusticias sociales, y el enriquecimiento de unos pocos a base de causar la pobreza de la mayoría, son los verdaderos anti-sistema, contra ellos debemos de ir, e iremos.

Muy explícita la viñeta de Eneko



El que hoy se esté trabajando

más tiempo y más produciendo

y se esté retribuyendo

cual se venía pagando

tal que en los años sesenta,

es algo que representa

que alguno se está forrando.

Y hacia atrás vamos andando.


Que en país de millonarios

hay millones de parados

es porque vamos sobrados

de tantos millones diarios

que al haber tantos millones

paramos también millones

por trabajo irnos quitando.

Y hacia atrás vamos andando.


Que nos impongan dejemos

las normas los del mercado

para que luego el bocado

se lleven, y aquí quedemos.

Y que de nuevo repitan

la jugada a ver si quitan

lo que se fueron dejando.

Y hacia atrás vamos andando.


Que nos pidan les votemos

unos que nos han robado

y otros que nos han ahogado,

esta vez no picaremos.

Se acabó ser comedidos

en un país de bandidos

donde nos la están colando.

Y hacia atrás vamos andando.


Se acabó lo que se daba.

¡A devolver lo robado,

o bien nacionalizado!

La cosa tal como estaba.

Cada uno su cometido

limpiamente sea cumplido

sin ir la bolsa engordando.

Y hacia atrás vamos andando.


Pues que el Pueblo es soberano,

tan solo es él quién demanda;

si ha delegados, los manda,

pues que comen de su mano.

Y decisión importante

sin su voto no hay bastante,

pues se ha de ir participando.

Y ansí iremos caminando.

video

15 comentarios:

  1. Un magnífico análisis e interesantes propuestas para seguir la lucha por la democracia que un día mantuvimos y que hoy ha sido usurpada por la partitocracia y los usureros. Salud, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Pongo el enlace de tu blog en mi lista.

    ResponderEliminar
  3. Gracias y bienvenido mateosantamarta. Sí se debe de volver a,luchar porque se nos ha robado todo lo que habíamos conseguido, y vivimos en una dictadura: la del mercado, a la que se ha adherido los partidos -no ya de derecha, sino lo que se llamaban de izquierda pero han probado las mieles del poder.
    Me paso por tu blog en cuanto pueda.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. siempre tan certero,yo me voy a valencia a salir a la calle al menos haremos ruido pero saldran el domingo dia 15 ojala sea un exito a nivel nacional y que no sea la ultima movilizacion un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Eso espero jotake, que esto sea el principio de una movilización que nos lleve de nuevo a recuperar lo que nos han robado, y avanzar hacia una democracia verdadera, librándonos de la dictadura del mercado, y devolviéndonos la dignidad, la humanidad que no tienen, y la solidaridad que antes teníamos y hoy ni siquiera está bien vista. No tengo edad para estas movidas pero me siento como cuando tenía dieciocho años. Se trata de una cuestión de supervivencia.
    Salud, y buena suerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno, Carlos.
    Nos dejamos narcotizar. Somos zombies. Las garras de la comodidad hacen su efecto. Para muchos la crisis se reduce a tener que cortar la línea de internet o comprar un Renault de 2º mano en lugar del Audi A4. Ahora bien, en el momento en que la crisis prive del plato de lentejas al personal (cosa que empieza a suceder con frecuencia) el sistema... De modo que Ellos tensan la cuerda, pero se cuidan muy mucho de no romperla.
    Cuando uno siente que no tiene nada que perder entonces se lanza de cabeza al cambio. De momento, para la mayoría de los españoles la crisis no ha llegado, repito, a privarnos más que de cosas accesorias. El día en que a la mayor parte de la nación española nos falte lo necesario el sistema...correrá un grave peligro.
    A veces se hace imprescindible alcanzar cotas muy bajas para poder tomar conciencia. Y eso es algo que no le conviene a los mamones que mueven los hilos.

    Un saludo, Carlos.

    ResponderEliminar
  7. Hola minina. Sí, es como tu dices, pero se está empezando a rozar ya esas cotas bajas, y por otro lado, existe el factor concienciación. El Pueblo no es ciego ni tonto, aunque sea cómodo, y se deje engatusar por las adormideras que el sistema le vende, pero tengo la impresión de que ya está harto. La situación es para estarlo, y se ha empezado a mover. Esta mañana en la manifestación contra los recortes en Sanidad y Educación por parte de la Generalitat éramos (aunque no los he podido contar, pues iba en medio) unos cien mil, cifra que ya es respetable, teniendo en cuenta que hacía un buen día y la gente se iba a la playa. Mañana veremos.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Carlos. Te recomiendo -acaso ya lo has leído- este artículo aparecido ayer en El País. A mí me ha sobrecogido.

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/politica/paralizada/miedo/elpepuopi/20110513elpepiopi_11/Tes

    ResponderEliminar
  9. Gracias Fackel por la recomendación. No, no lo había leído, pero sí conozco la Teoría del shock de Naomi Klein, incluso he puesto aquí un trailer del documental que se ha hecho y quiero poner el documental para que lo copie el que quiera o lo vea, pues dura más de una hora. Es esto precisamente lo que tenemos que evitar a través de una concienciación y movilización que nos lleve de nuevo a la libertad perdida por la dictadura del mercado. No podemos permitir que ahora se eche la culpa de la crisis y falta de trabajo a los inmigrantes, que se hable de enfrentamiento cultural (frase inventada a partir del atentado del 11-S), que nos sigan recortando libertades y derechos mediante la técnica del shock cada vez que hay un tsunami, una rebelión (las rebeliones del norte de África y de los países árabes), que se privatice el Estado cuando hay una guerra (actualmente en Irak el 80% de las fuerzas armadas son privadas, pero armadas y pagadas por el Estado de los EE.UU.)Estas son las tácticas de la extrema derecha (como ahora volver a poner fronteras en Europa. Que pocas fronteras le ponen a su dinero y a su petróleo) y contra las que nos tenemos que prevenir yendo -por una vez en la historia- por delante de ellos. Por eso estamos obligados a movilizarnos.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. esta asturiana sin esperar ser molestia se queda en tu morada, me encanta como escribes y tu sublime forma de analizar los hechos, un besin muy grande.

    ResponderEliminar
  11. Pues muchas gracias por tu elogioso comentario y bienvenida a ésta tu casa. Espero disfrutes leyendo lo que escribo y lo que se comenta, pues tal es la intención de este blog.
    Saludos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. esomismo me pregunto yo cada dia....a casi toda la gente que conozco de mi edad parece no importarle la situación, parece que hay "otras" cosas y no miran hacian el futuro ni hacia lo que puede llegar a pasar... ainsss un dilema que asusta.

    un saludo

    ResponderEliminar
  13. Es uno de nuestros grandes defectos como latinos e hispanos que somos; el individualismo. Desdeñamos todo lo que sea colectivo, para resaltar el valor de lo individual, del "me valgo por mí mismo" o "esto me lo arreglo yo", posturas aprovechadas de siempre por el capital para conseguir sus fines ante la falta de unión de la clase trabajadora.
    Pero ahora el problema es más grave; debemos e elegir entre dos caminos: uno ya estamos viendo donde nos lleva: a la injustica, la pobreza, el paro, la falta de libertades y la indignidad. El otro, debemos de probarlo. En su momento -en la Gran Crisis del 29 - sirvió para salir de la crisis, frenar el paro, salir de la pobreza, y levantar el país. Hoy puede servir igual que entonces, pero ciertos entes están más interesados en seguir ganando más dinero que en salir de la crisis, y quieren (aparte de lo que ya nos han robado), seguir obteniendo beneficios, ir privatizando los Estados, y hacerse con todo el poder, tanto económico (que ya lo tienen), como político (que nos imponen.) Así que olvidemos -o tiremos adelante- las nuevas alternativas, y a partir de ahí veremos quién es quién.

    ResponderEliminar
  14. Sí, y van a ser un problema añadido si no resolvemos antes el conflicto interno nuestro en Europa sobre el camino a seguir: lucha por la libertad y abandonar el neoliberalismo recobrando los derechos perdidos, o seguir por la misma senda, hundiéndonos cada día más hasta que ya no quede ni un solo lugar en el mundo habitable y China se convierta en el nuevo Emperador, mientras que la vieja Europa ni siquiera será la matrona de ese gran prostíbulo en que se habrá convertido el mundo.

    ResponderEliminar

Libro de relatos colección Yo quiero escribir. Vol. 35

Libro de relatos colección Yo quiero escribir. Vol. 35
Taller de esritura de Carmen Posadas. Con dos relatos míos.

Regalo y recuerdo de "No hablamos nunca.blogspot"

Premio blog favorito

Premio blog favorito
Otorgado por B.art the writer

Premio concedido por CMG, cuyo blog, melibeosoy.blogspot.com se dedica a la pedagogía. Clicando en la imagen llegáis a su blog.

Premio desde Argentina de Lidia la escriba, excelente poetisa. Clicando en la imagen se llega a su blog.

Libro de sátiras publicado por www.bubok.com

Libro de sátiras publicado por www.bubok.com
SÁTIRAS (a la España de hoy)